La iniciativa fue presentada por el presidente Sebastián Piñera y tiene como objetivo recuperar las calles, plazas y lugares públicos para las familias chilenas, además de promover la seguridad y la tranquilidad de los barrios.

“La seguridad es una de las prioridades del Gobierno, y lo hemos demostrado desplegando más carabineros en las calles e impulsando reformas y leyes más estrictas para llevarle tranquilidad a las familias del país”, sostuvo el gobernador Alonso Pérez de Arce.

También, destacó la incorporación de nuevas tecnologías en la lucha contra la delincuencia, como cámaras, drones, pórticos de control, coordinación online y una comisaría virtual, lo que en su conjunto permite combatir la delincuencia y a las bandas criminales, que cada vez son más sofisticadas y cuentan con más recursos.

El Plan Calle Segura se sustenta en tres pilares: Modernización de Carabineros y PDI, proyectos de ley de seguridad pública y tecnología al servicio de las comunas.

Finalmente, la autoridad provincial destacó que se seguirá trabajando arduamente en el combate a la delincuencia, que es prioritario para el gobierno, destacando que en el último tiempo se han sumado 3.300 carabineros y 567 patrulleros más a las calles, realizando 13 rondas nacionales preventivas, en donde se ha detenido a más de 58 mil personas.