2019 | Fotografía: DAEM de La Unión (Archivo).
 

Dirigentes políticos de oposición analizaron los datos revelados en este nuevo avance de auditoría y pidieron delimitar responsabilidades a la brevedad. 

La semana pasada, la Dirección de Control Municipal de La Unión presentó a los concejales un avance de la auditoría interna realizada al Departamento Administrativo de Educación Municipal, cuyos resultados fueron calificados como «deprimentes» por actores políticos de la oposición a nivel local.

Dentro de los aspectos más relevantes del informe, consta el explosivo incremento de personal en dicha repartición pública, aumentando la contratación de 33 a 72 funcionarios entre los años 2017 y 2018, lo que corresponde a más del doble de la dotación promedio con la que ha contado el DAEM en la última década.

Según Sebastián Gómez, presidente comunal del PPD, «estas cifras no resisten justificación, dado que la matrícula de alumnos no ha experimentado un incremento significativo desde el año 2014 hasta la fecha, tampoco se ha efectuado una inversión importante en infraestructura escolar que genere la necesidad de duplicar la cantidad de funcionarios, lo que nos hace pensar que el objetivo de tantas contrataciones reviste una intención política».

Según el informe, este aumento de dotación sería el principal factor que habría elevado el gasto de personal en más de 1.500 millones de pesos, «lo que nos parece un abuso en el uso de los recursos destinados a la educación de los estudiantes», agregó.

Bernardo Flores, vice presidente regional del PPD, detalló que «los datos reflejan un aumento masivo en las horas extraordinarias de los funcionarios, que durante el año superaron el 100% de incremento con respecto al año anterior, es decir de 20 millones a 40 millones de pesos, sorprendiendo el aumento de horas extras en los meses de enero y febrero en donde las alzas superaron el 11.000%», explicó. 

A juicio de Flores, estos datos llaman la atención dado que «en los meses de enero y febrero los estudiantes y profesores se encuentran de vacaciones de verano y la intensidad administrativa del servicio disminuye considerablemente, por lo que una cifra de ese nivel resulta, a lo menos, escandalosa».

Por otro lado, los dirigentes acusan que los recursos han sido utilizados de manera desproporcionada en lo que refiere a los convenios de suministro que mantiene el DAEM de La Unión, registrándose un incremento por sobre los 263 millones de pesos, lo que implicaría un aumento de más de un 50% respecto al año anterior, destacando particularidades como la de un proveedor de hojalatería cuyo gasto pasó de $53.050.890 a $237.523.359 en un año, es decir cerca de un 350%.

Respecto a los antecedentes del informe, Sebastián Gómez afirmó que existe una responsabilidad que recae directamente en el director del DAEM, pero también una responsabilidad política y administrativa sobre el alcalde Aldo Pinuer y su equipo de trabajo, «dado que no han sido capaces de ponerle el cascabel al gato en esta crisis, además de no haber sido cautos con el desarrollo administrativo y financiero de este servicio, y no haber controlado la gestión del director del DAEM, que además de haber sido nombrado por el jefe comunal, es actualmente presidente de Renovación Nacional, partido político que apoyó la elección del actual alcalde», indicó. 

CONCEJALES DE OPOSICIÓN

Consultado sobre este tema, el concejal Mario Cumián se mostró preocupado por los nuevos antecedentes recopilados por la Unidad de Control y lamentó que se pretenda seguir traspasando recursos del municipio al DAEM, «se han tenido que disminuir algunos servicios del municipio a raíz de estas modificaciones presupuestarias que ya suman más de 250 millones de pesos. Hoy día vemos con mucha preocupación la cantidad de funcionarios que han ingresado a este departamento, lo que ha creado un gasto inmensamente superior a lo que estábamos acostumbrados». 

El edil DC agregó que «quedó en evidencia un aumento importante en los convenios de suministro y en los pagos a contratistas y proveedores. Llamo al alcalde a que tome medidas drásticas sobre la situación del DAEM, hay que avanzar en el sumario interno y conocer las responsabilidades administrativas y políticas de este tremendo desorden».

Por su parte, el concejal Felipe Cañoles reiteró la importancia de avanzar con celeridad respecto a esta situación y se sumó al llamado al jefe comunal, en la linea de delimitar responsabilidades lo antes posible. «El gran gasto que hay en el Departamento de Educación son la cantidad de funcionarios que ingresaron, independiente del aumento normativo que tuvieron las remuneraciones de los funcionarios a nivel nacional. El gran número de personas que ingresó es responsabilidad del alcalde y de las personas encargadas de la administración».   

Finalmente, el concejal Andrés Reinoso apuntó directamente a la responsabilidad política que -a su juicio- debería asumir el alcalde Aldo Pinuer, «durante estos meses hemos estado siendo testigos de permanentes acusaciones cruzadas entre el jefe de DAEM y el alcalde. Si bien claramente hay un pésimo manejo administrativo de los recursos municipales, lo que se debe investigar y esclarecer, don Aldo no puede pretender lavarse las manos en este tema y culpar a la administración anterior o a don José Giménez. Nuestro alcalde debe ser claro y asumir la responsabilidad política de esta situación. porque él también tiene culpa en estos malos resultados», aseveró.   

Solicitado un pronunciamiento por parte del municipio, se informó que en la jornada de este jueves se entregará una declaración sobre este delicado tema.