El consejero regional Luis Armando Quezada se vio envuelto en una nueva polémica al interior del principal cuerpo colegiado de nuestra región. 

En plena sesión de Régimen Interno, Quezada increpó duramente a su colega y presidente de la comisión, Héctor Pacheco, por retirarse sorpresivamente de la reunión y negarse a escuchar antecedentes sobre un grave problema que afecta a un establecimiento educacional de Paillaco. 

Tras hacerse público el hecho, el core Quezada reafirmó su postura y ratificó su molestia por la actitud de Pacheco, afirmando que lo mínimo que se espera es que un consejero regional cumpla los compromisos referentes a su cargo.


Asimismo, agregó que los consejeros deberían cumplir adecuadamente con los horarios comprometidos en el ejercicio de sus funciones y confirmó una pésimo ambiente interno en el Consejo Regional, detallando incluso que algunos de sus colegas ni siquiera se saludan.