Un total de 259 controles vehiculares se realizaron la noche del viernes y madrugada del sábado en la comuna de Valdivia, por parte del Senda y Carabineros de Chile. Del total de procedimientos, tres personas fueron detenidas, una de ellas por consumo de drogas, lo que fue detectado mediante el uso del narcotest.

Así lo confirmo la gobernadora María José Gatica, quién participó anoche de la ronda preventiva de carabineros en la comuna de Panguipulli, donde se realizaron 284 controles, tanto vehiculares, a locales comerciales, de identidad y por la Ley 20.000; cursándose 24 infracciones y 14 detenidos por flagrancia y órdenes de detención pendientes.

Respecto a los controles vehiculares anunciados para la provincia, la autoridad fue enfática al señalar que la conducción bajo los efectos del alcohol y drogas está sometida a sanciones, por lo que volvió a realizar el llamado a los conductores a tomar conciencia y respetar las leyes del tránsito.

En este sentido la autoridad recordó que las penas pueden variar desde presidio menor en su grado mínimo y una multa entre 2 a 10 UTM, hasta presidio mayor en grado mínimo con una multa de 8 a 20 UTM en el caso de causar lesiones graves gravísimas o causa de muerte. En todos estos casos además, se aplica la suspensión de la licencia.

“Seguimos trabajando por la seguridad de los vecinos, el operativo que realizamos con Carabineros y Senda permitió la detención de tres personas en la comuna de Valdivia, uno por conducción en estado de ebriedad, otro por conducir bajo la influencia del alcohol y otro por consumo de cocaína. Recordar que como gobierno del presidente Piñera hemos dicho fuerte y claro tolerancia cero al consumo de alcohol y tolerancia cero al consumo de drogas al volante”, finalizó la gobernadora.