La información fue confirmada esta semana por el gobierno de Chile. Esto se hará a través de una modificación de la norma técnica de calidad de servicio en la cual se va a establecer esta voluntariedad de los hogares para el recambio”.

“Desde el gobierno del presidente Sebastián Piñera queremos dar garantías de que la energía sea accesible al precio más económico posible, a la más baja tarifa y con la mayor calidad, compatibilizando lo que es una mejora tecnológica que vaya en pro de un mejor servicio de suministro eléctrico, pero también con el necesario cambio tecnológico que eso conlleva”, puntualiza el Gobernador del Ranco.

Desde el Ministerio de Energía, la titular de la cartera, Susana Jiménez, enfatizó que el gobierno quiere ser parte de la solución y se escuchó a la ciudadanía.

Hay que mencionar que las personas que ya cambiaron sus medidores tienen derecho a una compensación. Del mismo modo se informó desde el Gobierno que se sigue trabajando en la Mesa Técnica para ver otros incentivos aplicables, tanto a los que quieran cambiarse voluntariamente de aquí en adelante, como a los que ya se han cambiado.