El pasado viernes, el municipio de La Unión y Gendarmería de Chile firmaron un convenio que permitirá que personas privadas de libertad o detenidas por delitos menores, puedan prestar servicios comunitarios de distinta índole.

Lo anterior, en conformidad a lo establecido en la Ley Nº 20.587, que modifica el régimen de libertad condicional y establece en caso de multa, la pena alternativa de trabajos comunitarios y de conformidad a lo establecido en la Ley Nº 20.603, que modifica la Ley Nº 18.216, la cual establece medidas alternativas a las penas privativas o restrictivas de libertad.

El convenio de colaboración consiste en la realización de actividades no remuneradas a favor de la comunidad unionina o en beneficio de personas en situación de precariedad. Esto a su vez tendría como fin, contribuir a la reinserción social de las personas que por resolución de autoridades competentes, hayan sido detenidas o privadas de libertad.

Al respecto, el alcalde Aldo Pinuer señaló que “este convenio permitirá que ambas instituciones trabajen en conjunto, cumpliendo con la ley y contribuyendo con la reinserción social de personas que se encuentran detenidas o privadas de libertad. Es un convenio que igualmente traerá un beneficio a nuestra comunidad”.

Según la normativa, los servicios que se presten, deberán reportar una mejora a la comunidad o un beneficio a personas en situación de precariedad.