La ejecución de la iniciativa, que se hará en conjunto entre el Minvu y el Municipio de Río Bueno, significará una inversión de más de 800 millones de pesos.

Mejoramiento de plazas, áreas verdes y mayor seguridad. Estos son algunos de los beneficios que los vecinos y vecinas del Barrio Padre Hurtado, podrán tener gracias a la ejecución de este programa. Un trabajo, que con la firma del convenio por parte del alcalde de Río Bueno, Luis Reyes y la seremi de Vivienda, Andrea Wevar, comienza a ejecutarse por un periodo de tres años.

“Sin duda este momento es el día cero de un programa que significará la inversión de más de 800 millones de pesos y que va a dar la oportunidad para que los vecinos mejoren su barrio. Lo que buscamos es que estas familias tengan una mejor calidad de vida”, comentó con gran satisfacción el alcalde de Río Bueno, Luis Reyes.

El programa “Quiero Mi Barrio”, se ejecuta desde 2006 por parte del Minvu y busca que en un proceso participativo e inclusivo, los vecinos puedan decidir las mejoras que se harán en el sector. “Vamos a trabajar en conjunto con el municipio y con los vecinos del Barrio Padre Hurtado, para que este lugar tenga un sello. Algunos vecinos ya nos comentaban que necesitaban una sede y sin duda con este programa podrían ejecutarlo”, aseguró la seremi de Vivienda, Andrea Wevar.

La firma del convenio marca el inicio del trabajo, donde un equipo de profesionales se instalará en el sector para trabajar con las personas que viven en ese lugar y así comenzar a cambiarle la cara a este barrio riobuenino.