Diputado Bernardo Berger hizo la denuncia | Archivo
 

El diputado Bernardo Berger, pondrá los antecedentes a disposición de la Justicia, por las eventuales responsabilidades penales que conllevaría esta situación. 

Luego de un proceso que duró varios años, la Contraloría General de la República deslindó responsabilidades, por los 70 millones de pesos de la salud primaria, que fueron utilizados en el desarrollo de una actividad gremial en Valdivia durante el año 2015. Por ello, el diputado Bernardo Berger -que en esa época realizó la denuncia- adelantó que ingresará estos antecedentes a la investigación penal que conduce el Ministerio Público, a través de la fiscal Tatiana Esquivel.

“En este caso la justicia tarda pero llega; nos deja satisfechos que el dictamen de la Contraloría corrobore todas y cada una de las acusaciones, temores y aprehensiones que teníamos en este caso de desvío de recursos públicos del MINSAL”, afirmó Berger tras conocer la resolución.

El parlamentario agregó que “la sentencia es absolutamente lapidaria respecto a las culpabilidades administrativas, y estos antecedentes los voy a poner a disposición de la justicia durante la semana como un elemento más de la causa que se ventila en tribunales por los alcances penales que podría tener”, adelantó.

La denuncia fue presentada por Berger en diciembre del año 2015 ante la Contraloría y los Tribunales de Justicia por la existencia de eventuales delitos, como desvío de recursos públicos, fraude al fisco y asociación ilícita.

La resolución

La resolución emitida por el contralor General Jorge Bermúdez, determina la responsabilidad y participación en los hechos del ex director del Servicio de Salud de Los Ríos y actual diputado por la región, Patricio Rosas, y de la alcaldesa de Paillaco, Ramona Reyes, además de otros dos funcionarios.

En el caso de Rosas, el órgano contralor resolvió una medida disciplinaria de multa de un 5% de su remuneración mensual y una anotación de demérito de dos puntos en el factor de calificación. 

En el caso de la alcaldesa Ramona Reyes, la Contraloría rechazó los recursos jerárquicos de ésta –apelaciones y descargos- e instruyó que el Concejo Municipal emita un pronunciamiento “sobre la responsabilidad administrativa que se acreditó respecto a doña Ramona Reyes, alcaldesa de dicha entidad edilicia».

Como resultado de esta acción, también fueron sancionados la ex directora jurídica del Servicio de Salud, Claudia Polo Ahern, y el director del departamento de salud municipal de Paillaco, César Durán.