Fotografía: Referencial.

Además, el 29% de los jóvenes de entre 13 y 18 años declara haber consumido alcohol en el último mes.

Las cifras del duodécimo Estudio Nacional de Consumo de Drogas en Población Escolar 2017 realizado por el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (SENDA), revelaron que los escolares de entre octavo básico y cuarto medio mantienen un elevado consumo de marihuana: uno de cada tres declara haberla consumido en el último año, es decir, un 30,3%.

En la Región de Los Ríos se encuestó a 2.383 alumnos que representan a 19.627 estudiantes de entre 13 y 18 años de colegios municipales, particulares subvencionados y particulares pagados de la región.

El 36% declara haber recibido un ofrecimiento directo de marihuana durante el último año y solo el 21,1% dice que su uso frecuente es riesgoso. Además, el estudio demuestra que solamente para 6 de cada 10 jóvenes, es decir para el 63,8%, sus padres estarían extremadamente molestos si los sorprendieran consumiéndola.

Otras sustancias

Mientras que el consumo de alcohol entre los jóvenes de la Región de Los Ríos mostró una baja respecto a quienes declaraban en 2015 haber bebido en el último mes: desde 37,3% a un 29% en 2017, a pesar de que la percepción de riesgo sigue siendo alta, llegando al 60,7%.

Sobre el consumo de cocaína, la encuesta de SENDA concluyó que el 4,8% de los adolescentes de esta región declara haberla consumido en el último año, mientras que la percepción de riesgo de uso frecuente de esta sustancia llega al 51,4%. Para el uso de tranquilizantes, el 9,4% de los escolares declara haber consumido.

Y en cuanto a la prevalencia diaria de cigarrillos (20 o más días en el último mes), esta descendió respecto al estudio anterior, pasando de 6,7% en 2015 a 4,2% en el actual. La tendencia a la baja de esta sustancia está vinculada a alta percepción de riesgo de consumir tabaco de manera diaria, que llegó al 84,3%.