La priorización de ideas esbozadas en sectores costeros se enmarcó en el proyecto de asociatividad municipal entre Corral y La Unión, de una duración de 21 semanas y que fue financiado con recursos de la SUBDERE.

Las 24 instituciones que integran el Consejo de Desarrollo Costero conocieron las propuestas priorizadas en el proyecto “Evaluando asociativamente soluciones de alumbrado público rural para sectores costeros de las comunas de Corral y La Unión”, que lleva adelante la Asociación de Municipalidades Cordillera de la Costa Corral – La Unión, quienes detectaron problemáticas y sus respectivas soluciones en numerosos sectores del territorio.

En la reunión realizada en Valdivia, los organismos públicos y privados presentes conocieron las iniciativas consideradas en el proyecto, las que fueron esbozadas por los propios vecinos en las múltiples visitas realizadas en diversas localidades de Corral y La Unión, y que fueron categorizadas en las áreas de Gestión y Educación Ambiental; Patrimonio Cultural, Social y Natural; Infraestructura; Planificación y Ordenamiento Territorial; y Desarrollo Económico Local.

También se dio a conocer que a través del proyecto, financiado por el Programa de Fortalecimiento de Asociaciones Municipales 2018 de la SUBDERE, se creó un Plan Estratégico de gestión por los próximos tres años gracias a la información obtenida en las localidades; junto con elaborar proyectos asociados a mejorar la cobertura del alumbrado público rural del territorio, e implementar un aumento en la cobertura de recolección de basura domiciliaria en el sector costero comprendido entre ambas comunas, los cuales serán presentados a organismos públicos y/o privados para su financiamiento y posterior ejecución.

De esta forma, el proyecto que pretende beneficiar a habitantes rurales de la Cordillera de la Costa, turistas y visitantes de las comunas de Corral y La Unión, además de 66 organizaciones de la sociedad civil existentes en el área de amortiguación del Parque Nacional Alerce Costero, da cumplimiento a uno de sus principales objetivos, que responde a la búsqueda de una singularización de la zona de amortiguación del territorio costero, identificando sus principales servicios ecosistémicos, como también iniciativas en desarrollo y proyectadas.

Puntos de vista

Para el secretario ejecutivo de la Asociación de Municipalidades Cordillera de la Costa Corral – La Unión, Jose Vistoso, “en esta sexta sesión del Consejo se vieron avances de la primera parte del PFAM; estamos felices porque tuvimos una asistencia notable. (…) se crea una sinergia positiva en el ámbito de que afloran necesidades y al mismo tiempo las soluciones, y cuando se miran de forma colectiva son más eficientes, por lo que estamos satisfechos porque vemos que las iniciativas en cartera de proyectos para los próximos tres años, más la agenda de gestión para 2019, se vieron muy fortalecidas”.

Mientras que Natalia Campos, coordinadora del proyecto de la Asociación de Municipalidades Cordillera de la Costa Corral – La Unión, puntualizó en que “hemos estado trabajando con la Asociación detectando las necesidades de los sectores y cómo podemos transformar las necesidades en proyectos. Lo que se vio en la reunión fue relevante, porque debíamos transmitir esas transformaciones de ideas a proyectos en cosas concretas. Ahora empezamos un camino que es detallar cuáles son las iniciativas, transformar las ideas en fichas de proyecto, identificando fuentes de financiamiento y las principales características que debería tener el desarrollo de las propuestas”.

Por otra parte, Wladimiro Filgueira, encargado de SECPLAN en la Municipalidad de Corral, señaló que “me ha tocado ser gestor de varios procesos en la comuna, en ese contexto puedo decir que en este proyecto ha habido una buena participación de la comunidad en diversos aspectos. Se han considerado iniciativas que el municipio tiene en carpeta hace un buen tiempo, y si bien no tenemos los recursos suficientes para abordarlas en su totalidad, tenemos una batería de proyectos que apuntan a resolver estas propuestas en la medida que los recursos estén disponibles en otros servicios públicos o instancias”.

Finalmente, Liliana Pezoa, administradora de la Reserva Costera Valdiviana, propiedad de The Nature Conservancy, manifestó que “estas instancias son muy válidas, es una responsabilidad social de articular tanto acciones públicas como privadas en bien común para todos, como lo es la conservación de la biodiversidad, una de las principales arterias que nos interesan. Escuchando a todos los actores, debemos trabajar en conjunto y hacer uso de recursos de manera sustentable. Desde The Nature Conservancy vemos esa necesidad, ya que estamos consumiendo recursos de futuras generaciones, debemos cambiar la forma de enfrentar el uso que hacemos de recursos, lo que es factible especialmente en instancias colaborativas como esta”.