Según relataron vecinos a este medio de comunicación, la situación de derrame se prolonga por más de 15 días y hasta el momento no se han informado acciones por parte de la empresa sanitaria ESSAL ni el DAEM de La Unión.

Malestar existe en apoderados y vecinos de calle Ramírez con 21 de Mayo en la comuna de La Unión, por el derrame de aguas servidas que se registra en plena vía pública, justo frente al principal acceso a la Escuela Número 2.

Según detalló Sergio Madrid, propietario de una panadería del sector, la situación se prolonga por más de 15 días y hasta el momento nadie se ha hecho cargo del tema. Es más, afirma que la alta velocidad de los automovilistas aumenta más los riesgos, dado que el material que proviene del sistema de alcantarillado se esparce hacia las veredas. 

En el lugar, se puede apreciar una cantidad considerable de líquido que expele un hedor putrefacto que genera molestia, incomodidad y preocupación, especialmente a los apoderados del colegio y los propios estudiantes.   

Madrid señala que «esperábamos mayor celeridad de la empresa sanitaria y del DAEM de La Unión, que obviamente deberían estar preocupados de esta situación que ojalá no pase a mayores».