Parlamentarios de Los Ríos se pronunciaron sobre el anuncio de la Presidenta Michelle Bachelet a días de entregar el mando a Sebastián Piñera.

Hace algunos días, la Presidenta Michelle Bachelet informó en cadena nacional sobre el envío del proyecto de reforma constitucional al Congreso, generando reacciones divididas en la región de Los Ríos, especialmente en lo que señalaron al respecto el senador Alfonso de Urresti y el diputado Bernardo Berger.

Cabe recordar que la elaboración de una nueva Constitución a través de un proceso “participativo, institucional y democrático” fue uno de los ejes del actual Gobierno de la Presidenta Bachelet, en el cual se convocó a toda la ciudadanía a participar a través de procesos de diálogos y consultas ciudadanas.

Bachelet llamó a los parlamentarios a debatir “con altura de miras” la reforma constitucional, para reemplazar la actual Carta Fundamental, lo cual fue aplaudido como también criticado por el hecho de realizar el anuncio a días del término del Gobierno que comanda.

Opinión de los parlamentarios

El senador Alfonso De Urresti (PS) destacó el carácter participativo que tuvo el proceso constituyente. “Este proyecto es producto de un largo proceso, donde más de 200 mil personas y pueblos indígenas participaron de los encuentros autoconvocados y de los cabildos constituyentes”, aseveró el parlamentario.

De Urresti destacó la necesidad que Chile tiene de una nueva Constitución y expresó su confianza que esta iniciativa también sea recogida por el nuevo Gobierno y sectores de la derecha. “No me cabe duda que hay sectores liberales de la derecha, dentro del Gobierno, que quieren una Constitución que sea democrática, que sea discutida entre todos, no que tenga resabios de la dictadura”, subrayó el senador socialista.

Por otra parte, el diputado Bernardo Berger (RN) enfatizó en que “la propuesta constitucional de Bachelet tiene harto de ruido pero pocas nueces, y deja la sensación (que lo hizo) para cumplir ‘para la foto’ como se dice, pero con poco empeño y poca maduración. Al final, soy de la idea que es un debate que requiere tiempo, no presión”.

El parlamentario agregó que “lo que no se hizo en cuatro años, este Gobierno quiere hacerlo en el último minuto, dejando una agenda legislativa ‘de amarre’ a la venidera administración, en una jugada del todo inapropiada toda vez que la inmensa mayoría de los chilenos ha dejado claro en las urnas que las prioridades van por otro rumbo”.

Fotografía: Archivo Diario Uchile / Radio Universidad de Chile.

Compartir