El Juzgado de Letras del Trabajo de Valdivia acogió la demanda laboral interpuesta por siete trabajadores en contra de Banco Santander Chile, entidad financiera que los desvinculó durante el 2017 invocando “necesidades de la empresa” como causal del despido.

Este martes se conoció públicamente el fallo, en donde el magistrado Fernando León dio lugar a la acción judicial, luego que el banco no lograra acreditar la causal invocada, estableciendo de esta forma la improcedencia de los despidos y ordenó indemnizar a los demandantes por una suma total de $102.034.035.

La resolución señala que “se hace lugar a las demandas, sólo en cuanto se declara que la entidad bancaria demandada deberá pagar a los demandantes las siguientes cantidades:

I. A Ivis Recabarren $2.369.700

II. A Ramón Albornoz $40.815.426

III. A Susana Zapata $37.402.700

IV. A Sergio Paredes $12.547.925

V. A Alejandra Jiménez $4.325.665

VI. A Leonardo León $3.299.708

VII. A Gustavo Betzhold $1.272.911

Las  cantidades corresponden a las diferencias por las indemnizaciones por años de servicio y sustitutiva del aviso previo, las diferencias de feriado, el recargo o incremento de la letra a) del artículo 168 del Código del Trabajo, con descuento de las sumas ya pagadas en los correspondientes finiquitos firmados por los demandantes”.