Las funcionarias buscan presionar al Gobierno para negociar mejoras laborales y un reajuste salarial, tal como ocurrió hace unos días con trabajadores del sector público.

Los sindicatos nacionales 1 y 2, además del SINATI, que reúnen a más del 90% de las trabajadoras de Fundación Integra en el país, convocaron a un paro nacional de advertencia en la jornada de este viernes, con una duración de 24 horas.

Las funcionarias tienen como objetivo presionar al Gobierno y al Parlamento para mejorar sus condiciones laborales y salariales, a través de la asignación presupuestaria anual. De no tener respuesta mientras dure el paro, desde los sindicatos no descartaron continuar movilizados hasta que sus demandas sean escuchadas.

La dirigenta nacional de SINATI, Gloria Hidalgo, señaló en Valdivia que “nosotros dependemos del sector público, y tal como ellos ya negociaron un reajuste salarial, nosotras exigimos lo mismo. Hace dos meses fue entregado un proyecto a la directora ejecutiva de Integra, Oriele Rossel, y aún no pasa nada. Todos los años ocurre la misma situación”.

Según manifestaron algunas funcionarias en paro, el reajuste exigido es de un 6%, superior al 2,5% que negoció el sector público con el Gobierno hace un par de días.

    ...
Compartir