Por Salvatore Bellemo

Aunque aseguró su respaldo sin abandonar el cuestionamiento al real efecto descentralizador que tendrá una vez que se apruebe, el diputado Bernardo Berger (RN) adelantó los avances que ha tenido el proyecto que regula la elección de gobernadores regionales.

La iniciativa fue ingresada el pasado 18 de abril al Congreso con urgencia simple por el Ejecutivo. Actualmente está en revisión en la Comisión de Gobierno Interior que integra el parlamentario por Los Ríos, desde donde se calcula podría ser evacuada esta semana para continuar su tramitación al interior del parlamento, luego que la semana pasada se le asignara urgencia suma.

“Tal como lo dije hace un tiempo, la elección popular del gobernador regional democratiza pero en ningún caso descentraliza. Sin embargo votaré a favor esta nueva etapa pues es un paso más, pequeño, pero un paso más al fin y al cabo, en la línea de empoderar a las regiones”, dijo Berger.

Añadió que el cuerpo normativo en revisión viene a dar operatividad a la reforma constitucional que a fines del 2016 abrió la puerta a la elección de los gobernadores regionales, pero que no tendrá vigencia “sino hasta que se apruebe también un tercer proyecto en trámite, quizás el más fundamental de todos, que se refiere al traspaso de las competencias necesarias para que el gobernador electo no sea más que otro adorno para ceremonias”.

De acuerdo al texto original, el gobernador regional será el órgano ejecutivo del gobierno regional. Su elección se hará a la par de los consejeros regionales, y para ello propone una serie de modificaciones a la ley 19.175, entre ellas, las inhabilidades e incompatibilidades, como la distancia que debe haber de al menos un año del ejercicio de otros cargos de elección popular como senador o diputado.

El sistema electoral será el sancionado en la anterior reforma constitucional, esto es, será electo gobernador regional quien obtenga el mayor número de sufragios válidamente emitidos, siempre que obtenga al menos el 40% de los votos. De no conformarse ese escenario, se dará paso a una segunda vuelta el cuarto domingo siguiente a la fecha de la elección, entre las dos más altas mayorías.

El proyecto también crea la figura de delegados presidencial regional y provinciales; modifica la ley N°20,640 para que los partidos políticos puedan hacer uso de la figura de primarias para la nominación de sus candidatos al cargo; y modifica la ley 19.884 acerca de transparencia, límite y control de gasto electoral asimilándolas a lo concerniente a un senador; entre otras materias.

    ...
Compartir