Mi concepción sobre uno de los roles de un municipio, es que este último debe ser una organización facilitadora de la acción particular emprendida por vecinos, vecinas agrupados /as en torno a un objetivo común, apoyando su trabajo mediante asesoría técnica, logística, contable, jurídica y profesional en general.

Hoy la comuna de La Unión enfrenta múltiples desafíos, que la obligan a generar cambios importantes en su estructura municipal, permitiendo así mayor grado de gestión y equipos disponibles para atender las necesidades de la comunidad. Entre estos cambios la modernización municipal se hace indispensable para permitir atender los múltiples problemas con mayor eficiencia, eficacia, profesionalismo y autonomía de áreas.

Dentro de esta agenda de modernización es de vital importancia considerar aquellos elementos deficientes y problemáticos que el mismo plan de desarrollo comunal entrega para efectos de información real que permitan al municipio avanzar bajo parámetros determinados por dicho diagnóstico, además de generar instancias de levantamiento de información mediante instancias de participación.

Es menester, dentro de esta “agenda de modernización” incluir la reestructuración de departamentos, permitiendo así abordar temas comunales con mayor cantidad de presupuesto, autonomía interna y atención personalizada a las demandas existentes en la comuna, tanto en el sector urbano como rural.

Finalmente, siempre es importante la participación de todos los actores, los cuales deben impulsar la construcción de un municipio pro activo, dialogante, de gestión, en terreno y facilitador de las actividades e ideas particulares que nacen desde organizaciones, instituciones e individuos que pretenden aportar al desarrollo de la comuna.

Matías Velásquez Flores